fbpx
Diseño web Madrid, diseño páginas web en Madrid, Nocturna Web

Barcelona siempre se ha caracterizado por ser una ciudad moderna y vanguardista. Gaudí, Miró, Picasso, Dalí, Tàpies… Son innumerables los artistas que dejaron su impronta en la ciudad. Ahora las obras de arte se han sustituido por otro tipo de creaciones más pragmáticas, en un intento de aprovechar el desarrollo tecnológico.

En 2015, el diseñador Martí Guixé puso en marcha ‘L’Ex-Designer Project Bar’ (EX-BAR), un proyecto que pretende transformar un espacio de 90 m 2  en un bar en el que solo se utilicen para su construcción elementos impresos en 3D. Tres grandes impresoras están continuamente en funcionamiento para dotar al bar de nuevos platos, vasos o taburetes.

El Ex-Designer se ha convertido en un movimiento que nació en 2001 para definir el trabajó de Guixé en el campo del diseño y como resultado de la descontextualización de su obra. Los objetivos del espacio abierto en Barcelona son, tal y como señalan en su página web, construir una nueva percepción del diseño, que parte de la tecnología, la innovación y la ficción, para redefinir la relación entre cultura, arte y negocios, y configurar los nuevos parámetros de la clase creativa.

Desde noviembre de 2015, el diseñador ha ido imprimiendo todos los elementos que hoy componen este local en construcción permanente situado en Carrer Entença 3. Tanto el espacio interior como el equipamiento están compuestos por piezas impresas en 3D: las baldosas, la barra, los muebles, los cubiertos… excepto la bebida.

Está previsto que el bar se complete a finales de 2019. El proceso de impresión es muy lento (los taburetes se imprimen en una semana), ya que se trata de un proyecto experimental para el que sus responsables solo quieren utilizar máquinas sencillas. Sin embargo, Guixé asegura que ya han conseguido imprimir vasos más transparentes y resistentes en tan solo 30 minutos.

La siguiente fase del EX-BAR tiene como objetivo la impresión de alimentos. Uno de los primeros productos en ser impreso no podía ser otro que el símbolo de la gastronomía catalana: el pan tumaca. Este pan con tomate se presentó en la Galleria H2O de Barcelona en febrero de 1997. La impresión comestible que nazca de las impresoras del EX-BAR serán una especie de bolas que no harán migas.

Por el momento, cualquiera puede acercarse al bar más original de la ciudad condal y participar en distintas actividades… o simplemente tomarse una copa.

 

Fuente: Club Influencers

Este sitio web utiliza cookies, si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies